• Jue. Oct 21st, 2021

Texto literario sobre perros

Texto literario sobre perros

El perro callejero

Este concurso está abierto únicamente a los residentes de Australia y Nueva Zelanda. Las inscripciones se cierran el domingo 1 de noviembre a medianoche. Los ganadores pueden optar a un solo paquete y se les notificará en los siete días siguientes a la fecha de cierre del concurso.
Mi perrita callejera rescatada favorita es Genevieve, la perra malabarista y matemática de la serie Madeline. Durante el preescolar y la escuela primaria, se burlaron de mí sin cesar por ser la más bajita de la clase, así que me identifiqué mucho -quizá más de lo que es saludable- con Madeline, la mocosa precoz que «puede ser pequeñita y diminuta». Genevieve era una perra callejera que rescató a Madeline de ahogarse en el río Sena -una experiencia infantil con la que todos podemos identificarnos-, tras lo cual se convirtió en una pensionista no oficial y en un pilar de la vieja casa de París que estaba cubierta de enredaderas, y no hubo nada que Lord Cucuface pudiera hacer para detenerla.
El dingo de Coming Rain, de Stephen Daisley, es uno de los animales más sorprendentes que he encontrado en la ficción. Es inteligente, astuto, feroz cuando caza y amable y protector con las crías.    Ambientada en el cinturón de trigo de Australia Occidental, Coming Rain es, en gran medida, la historia de dos hombres -esquiladores, peones- que viajan en busca de trabajo. Pero éste es el hogar del dingo y ella siempre está ahí en las sombras, cazando, esperando y luchando por sobrevivir a la invasión humana de su tierra. Ella hace que te replantees todo lo que crees saber sobre el monte.

Un día en la vida de un perro relato corto

27.  Los galgos pueden ganar a los guepardos en una carrera. Aunque los guepardos pueden correr el doble de rápido que los galgos, sólo pueden mantener esa velocidad de 70 mph durante unos treinta segundos. Un galgo puede mantener una velocidad de 35 mph durante unos siete kilómetros. Por lo tanto, el guepardo puede empezar primero, pero el galgo no tardará en adelantarle.
29.  Algunos perros son más altos o más pesados, pero según el Guinness World Records, un mastín llamado Zorba es el perro más grande del mundo. Zorba pesaba 343 libras y medía más de dos metros desde la nariz hasta la cola. Se le describe como del tamaño de un burro pequeño.

Perro en él

El labrador Leo es un cachorro juguetón al que le encantan los paseos y acurrucarse con su familia. Pero, un día se encuentra fuera de su patio y en una aventura. Esta historia te cuenta todo sobre Leo y sus experiencias en la naturaleza.
Conoce a LeoLeo es un cachorro de labrador chocolate de ocho meses. Lab es la abreviatura de Labrador retriever, que es un tipo de raza de perro. Ser un labrador chocolate significa que es de un bonito color marrón, como una tableta de chocolate. Es un cachorro grande, y ahora mismo pesa 15 kilos. Seguirá creciendo hasta alcanzar casi los 45 kilos. Vive en una acogedora casita en la playa con su familia humana: mamá, papá y Sam. Leo es un perro muy feliz y le encanta salir a pasear y correr por la playa, jugar a buscar con Sam y acurrucarse con mamá y papá en el sofá. Lo único que realmente falta en la vida de Leo es otro perro. Adora a su gente, pero siempre ha anhelado tener un compañero canino con el que jugar.
La aventura de LeoUn día lluvioso, Leo estaba dormitando en el sofá con su familia y pensando en lo aburrido que estaba y en lo mucho que deseaba que terminara la lluvia para poder salir a jugar. En ese momento, su deseo se hizo realidad. Las nubes se retiraron y el sol brilló con fuerza. Leo arañó la puerta trasera y Sam le dejó salir al patio para jugar. Leo normalmente se quedaba en el patio trasero, pero hoy se dio cuenta de que la puerta lateral estaba abierta. Es hora de una aventura», pensó Leo, así que salió corriendo por la puerta y bajó a la playa, su lugar favorito para jugar. De camino a la playa, vio a un pequeño conejito sentado en la hierba con aspecto triste. Leo le preguntó qué le pasaba y el conejito le dijo que se había perdido y que no encontraba a su mamá. Como Leo es un perro tan grande y servicial, le dijo al conejito que se subiera a su lomo para que pudieran buscar a su mamá juntos. Mientras caminaban hacia la playa, tuvieron que cruzar una calle grande y aterradora. Mucha gente tocaba el claxon, y un hombre incluso gritó desde su coche a Leo y a su amigo el conejito. Asustados, aceleraron el paso y cruzaron corriendo la calle para llegar a la playa.

Ver más

El mejor amigo del hombre ha sido protagonista de las historias desde que pusimos la pluma en el papel, haciendo de niñera de los niños, ayudando a resolver misterios y trotando por el camino de baldosas amarillas. Claire Jackson elige 10 grandes caninos de la literatura.
Nuestros amigos de cuatro patas han ocupado un lugar destacado en la vida cultural desde que se pintaron representaciones de perros en las paredes de las cuevas. Los perros -como cazadores, protectores y compañeros- han sido una rica fuente de inspiración para los escritores, que a menudo los han utilizado como instrumento para comentar la condición humana.
La relación con los miembros de nuestra familia peluda suele ser muy emotiva, lo que ha servido a varios autores. Rudyard Kipling capta con precisión esta intensidad cuando advierte de los peligros de «dar tu corazón a un perro para que lo desgarre» en su poema El poder del perro, que provoca lágrimas. El problema es que «cuando han pasado los catorce años que la naturaleza permite», el dolor de perder «el cuerpo que vivía a tu sola voluntad» y «el espíritu que respondía a todos tus estados de ánimo» es más que terrible.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad