• Jue. Oct 14th, 2021

Texto literario con figuras literarias

Texto literario con figuras literarias

Narración

A menudo se dice a los escritores que escriban lo que conocen, por lo que no debería sorprender que muchos de los personajes más famosos de la historia de la literatura estén basados en personas reales. Ya sea inspirándose en sus cónyuges, amigos y familiares, o finalmente, tras décadas de trabajo, insertándose ellos mismos en el texto, los autores extraen casi todas las palabras y frases de algún elemento de la realidad, y la mayoría de las veces, ese elemento son las personas. Muchos personajes, como Dean Moriarty en On the Road de Jack Kerouac (basado en el beatnik de la vida real Neal Cassady), vienen a la mente como obvios, pero esta lista es para los personajes literarios de la vida real que no reciben suficiente reconocimiento, y que merecen tanto crédito como sus homólogos de ficción.
Considerada la última obra de Shakespeare, La Tempestad es la despedida del artista del teatro. Próspero es el gran mago de la isla, y con sus poderes controla al personaje de Calibán, que parece una tortuga, y a la espabilada Ariel. La magia de Próspero está en sus libros, y él decide cuándo debe llegar la Tempestad y quién debe acompañarla. Se parece mucho a un dramaturgo, ¿no? Próspero escribe el guión y se pregunta, como haría Shakespeare comprensiblemente, qué será del futuro sin él y su poder. Con frecuentes alusiones a «el Globo» (el mundo, pero también el nombre del teatro de Shakespeare), es difícil pasar por alto el parecido de Próspero con su gran creador. El crítico y estudioso de Shakespeare Stephen Greenblatt dice que la obra saca a relucir todas las «cuestiones que rondaron la imaginación de Shakespeare a lo largo de su carrera». Al escribirse a sí mismo en su última obra, Shakespeare recordó al mundo su propia inmortalidad como figura literaria pública.

Dispositivos literarios pdf

Dado que los elementos literarios están presentes en todas las obras literarias (¡de verdad!), son un buen punto de partida a la hora de desarrollar tu caja de herramientas de análisis. En este artículo, te daremos la definición de elemento literario, explicaremos en qué se diferencia un elemento literario de un recurso literario y veremos los nueve elementos literarios más importantes que debes conocer antes de hacer el examen de Literatura AP.
Tómate un minuto e imagina que construyes una casa. (Sigue con nosotros). ¿Cuáles son algunas de las cosas que tendrías que incluir absolutamente para construir una casa? Algunos de esos elementos no negociables son un techo, paredes, una cocina y un baño. Si no tuvieras estos elementos, no tendrías una casa. Y si no tuvieras estos elementos, no tendrías una casa.
La definición de elemento literario es bastante similar. Los elementos literarios son las cosas que toda la literatura -ya sea un artículo, un libro o un poema- tiene que tener absolutamente. Al igual que en una casa, los elementos pueden estar dispuestos de forma ligeramente diferente… pero al final del día, suelen estar todos presentes y ser tenidos en cuenta. Los elementos literarios son los elementos fundamentales de la escritura y desempeñan un papel importante para ayudarnos a escribir, leer y comprender la literatura.

Características del texto literario

Cuando tus maestros o profesores te piden que analices un texto literario, suelen buscar algo que suele llamarse lectura atenta. La lectura atenta es un análisis profundo de cómo funciona un texto literario; es tanto un proceso de lectura como algo que se incluye en un trabajo de análisis literario, aunque de forma refinada.
Los escritores de ficción y los poetas construyen sus textos a partir de muchos componentes centrales, como el tema, la forma y la elección de palabras específicas. El análisis literario implica el examen de estos componentes, lo que nos permite encontrar en pequeñas partes del texto pistas que nos ayuden a entender el conjunto. Por ejemplo, si un autor escribe una novela en forma de diario personal sobre la vida cotidiana de un personaje, pero ese diario se lee como una serie de informes de laboratorio, ¿qué aprendemos sobre ese personaje? ¿Cuál es el efecto de elegir una palabra como «tomo» en lugar de «libro»? En efecto, estás poniendo las elecciones del autor bajo un microscopio.
El proceso de lectura atenta debería producir muchas preguntas. Cuando empieces a responder a estas preguntas, estarás preparado para participar de forma reflexiva en la discusión en clase o para escribir un artículo de análisis literario que saque el máximo partido a tu trabajo de lectura atenta.

William shakespe…

Los recursos literarios comunes, como las metáforas y los símiles, son los componentes básicos de la literatura y lo que hace que ésta sea tan encantadora. El lenguaje evoluciona a través de los recursos literarios en la poesía y la prosa; los diferentes tipos de lenguaje figurativo hacen que la literatura brille de diferentes maneras.
Considera esto como un curso intensivo de recursos literarios comunes. Tanto si estás estudiando para el examen de literatura AP como si quieres mejorar tu escritura creativa, este artículo está repleto de recursos literarios, ejemplos y análisis.
En todos los recursos literarios hay una cualidad de conexión: al establecer o examinar las relaciones entre las cosas, los recursos literarios animan al lector a percibir e interpretar el mundo de nuevas maneras.
Una forma común de conexión en los recursos literarios es la comparación. Las metáforas y los símiles son los ejemplos más evidentes de comparación. Una metáfora es una comparación directa de dos cosas: «el árbol es un gigante», por ejemplo. Un símil es una comparación indirecta: «el árbol es como un gigante». En ambos casos, el árbol se compara -y por tanto se relaciona- con algo (un gigante) más allá de lo que literalmente es (un árbol).

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad