• Jue. Oct 21st, 2021

Comentario de texto literario soneto xxiii garcilaso dela vega

Comentario de texto literario soneto xxiii garcilaso dela vega

En tanto que de rosa y azucena análisis

Garcilaso, fue un soldado-poeta, que comandó las fuerzas españolas en Italia a mediados del siglo XV, y que finalmente murió en combate allí. Este poema está dedicado a un amigo, Mario, y está escrito después de haber sido herido en el brazo, aunque el subtítulo abre la duda sobre si esta herida fue real o un recurso poético, cuando dice «según algunos». No importa, sea real o inventada, la idea impulsa el tema del poema: la herida puede hacer que el poeta escriba versos indignos a su amigo, pero su energía poética y su talento triunfarán.
Los primeros ocho versos expresan el temor del poeta a escribir un verso a su amigo Mario que sea indigno y que ofenda al no hacer justicia a las grandes virtudes de su amigo. En los tres versos siguientes, da la explicación, que es que ha sido herido en la mano, y es la mano derecha la que utiliza para declarar la nobleza del alma, así que cómo va a ser capaz de alabar a su amigo con tal impedimento. Pero en las tres líneas finales, Garcilaso declara que superará esta adversidad e incluso hará que le cueste caro a su atacante, ya que saldrá más fuerte, libre y con energía por haber sido atacado. La respuesta de un guerrero, sin duda, y es estupendo que esta energía se plasme en una gran poesía. También me recuerda, por supuesto, a ese otro gran escritor, Cervantes, que también fue herido en la mano en la batalla de Lepanto y llegó a escribir una de las más grandes creaciones literarias de la historia, El Quijote.

Soneto xxiii garcilaso de la vega quizlet

Garcilaso de la VegaKOSRetrato en la Nueva Galería, KasselNacidoGarcía Laso de la Vega15 de febrero de 1498-1503Toledo, Castilla (actual España)Fallecido(1536-10-14)14 de octubre de 1536 (a los 33-38 años)Niza, Ducado de Saboya (actual Francia)
Garcilaso de la Vega, KOS (c. 1501 – 14 de octubre de 1536) fue un militar y poeta español. Aunque no fue el primero ni el único, fue el poeta que más influyó en la introducción en España de las formas de verso, las técnicas poéticas y los temas del Renacimiento italiano. Fue muy conocido en los círculos poéticos durante su vida, y su poesía ha seguido siendo popular sin interrupción hasta la actualidad. Su poesía fue publicada póstumamente por Juan Boscán en 1543, y ha sido objeto de varias ediciones anotadas, la primera y más famosa de las cuales apareció en 1574.
Garcilaso nació en la ciudad española de Toledo entre 1498 y 1503.[1] Clavería Boscán afirma que nació entre 1487 y 1492,[2] y otra fuente afirma que nació en 1501.[3] Su padre Garcilaso de la Vega, tercer hijo de Pedro Suárez de Figueroa, fue noble y embajador en la corte real de los Reyes Católicos.[4] Su madre se llamaba Sancha de Guzmán.[5]

Soneto xxiii autor

Mientras el color de las rosas y de los lirios se vea en tu rostro, y (mientras) tus ojos ardientes y castos inflamen mi corazón y lo contengan; y mientras tus cabellos -salidos de las venas de oro- se agiten, se dispersen y se desordenen por el viento sobre tu hermoso, blanco y esbelto cuello: recoge el dulce fruto de tu alegre primavera antes de que el tiempo furioso cubra de nieve tu hermosa corona (es decir, tus cabellos se vuelvan blancos por la edad).    El viento frío marchitará la rosa, el tiempo veloz lo cambiará todo para no cambiar su costumbre.
La forma del poema es un soneto, compuesto por 14 versos, cada uno de los cuales es un endecasílabo (es decir, 11 sílabas cada verso). Su estructura es la de dos cuartetos, (es decir, cada cuarteto contiene cuatro versos), y dos tercetos (cada uno de ellos formado por tres versos). A veces se habla de las dos cuartetas juntas como una octava, y de los dos tercetos juntos como un sesteto.    El esquema de rima es ABBA, ABBA, CDE, DCE.
El soneto 23, uno de los poemas más famosos de Garcilaso, es un llamamiento a una joven para que disfrute del fruto de su juventud antes de que el tiempo fugaz la destruya.    La fuente del tema es clásica: el Carpe diem («Disfruta del día») de Horacio, y el Collige, virgo, rosas («Recoge, doncella, las rosas») de Ausonio.

Wikipedia

Creo que los hombres del Renacimiento eran realmente geniales. Hoy en día tendemos a centrarnos en una cosa concreta y a especializarnos en ella. Para mí, personalmente, esto puede ser un problema: soy una persona indecisa y me gusta probarlo todo. Me parece muy difícil elegir una o dos cosas a las que dedicarse el resto de la vida. Hoy en día me gustan las letras (y por suerte considero que la historia y la historia del arte están cerca de eso), pero siempre he tenido también curiosidad por la biología y la situación en el espacio exterior, es difícil considerarlo mucho con sólo leer sobre ello. Me gustaría intentar investigar esas cosas también, ¿por qué tengo que elegir algo sin probarlo todo?
Si hay algún aspecto que tengo que destacar de mi país, ese es la literatura, sobre todo los poemas, especialmente los antiguos. Son tan diferentes y describen cosas tan distintas que no puedo evitar sentirme atraído por lo desconocido.
Si no estás familiarizado con la literatura española, ¡esto va a ser nuevo para ti!, y si ya estás familiarizado con ella pero no la has disfrutado especialmente o no la has entendido, intento desglosarla aquí de forma sencilla para que te resulte más fácil.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad