Movimiento literario de eugene ionesco

Movimiento literario de eugene ionesco

Movimiento literario de eugene ionesco

Eugene ionesco absurdismo

Este artículo contiene posiblemente una investigación original. Por favor, mejórelo verificando las afirmaciones realizadas y añadiendo citas en línea. Las afirmaciones que sólo consisten en una investigación original deben ser eliminadas. (Julio de 2018) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)
Regresó a Rumanía con su padre y su madre en 1925 tras el divorcio de sus padres. Allí asistió al Colegio Nacional San Sava, tras lo cual estudió Literatura Francesa en la Universidad de Bucarest de 1928 a 1933 y obtuvo el título de profesor de francés. Allí conoció a Emil Cioran y Mircea Eliade, y los tres se hicieron amigos de por vida[7].
En 1936 se casó con Rodica Burileanu. Juntos tuvieron una hija, Marie-France Ionesco, para la que escribió varios cuentos infantiles poco convencionales. Con su familia, regresó a Francia en 1938 para completar su tesis doctoral. Atrapado por el estallido de la Segunda Guerra Mundial en 1939, regresó a Rumanía, pero pronto cambió de opinión y, con la ayuda de unos amigos, obtuvo documentos de viaje que le permitieron volver a Francia en 1942, donde permaneció durante el resto de la guerra, viviendo en Marsella antes de trasladarse con su familia a París tras su liberación.

Wikipedia

Este artículo trata del lenguaje utilizado por uno de los más famosos escritores modernos EUGENE IONESCO (1909-1994), en sus obras de teatro Las sillas y La soprano calva. Ionesco es un escritor cuyo sentido de la literatura se incorporó con las experiencias que obtuvo de su vida y las observaciones que hizo en la sociedad y la gente que lo rodeaba. Podemos decir que el uso del lenguaje en sus obras es, hasta cierto punto, bastante similar al de otros escritores modernos que motivaron sus pensamientos y habilidades de escritura para escribir de manera absurda y retratar el nivel extremo de absurdidad de los seres humanos y los mundos en sus obras. Pero como cada escritor tiene su propia manera de hacer florecer las obras, como por ejemplo a través de la trama, los personajes, los diálogos, las escenas y demás. Ionesco también tenía su manera de presentar los niveles de absurdo en la sociedad y su técnica era el «lenguaje». A menudo se le llama el hombre del antiteatro, por su presentación del lenguaje como un medio de comunicación imposible. El documento presentará estos puntos brevemente y se centrará en los dos textos mencionados en detalle.

Movimiento literario de eugene ionesco 2020

2Si bien Laignel-Lavastine descubre la historia de Ionesco en Vichy, no centra sus energías en el análisis del contenido de las actividades culturales, literarias y académicas de Ionesco, que constituyen la mayor parte de los documentos relacionados con su trabajo en el sur de Francia en el periodo que va de 1942 a 1944. Aunque Stan se ocupa de los aspectos culturales de la diplomacia rumana en este período, considera que la participación de Ionesco en la cultura no es política, sino más bien un medio para excluirse de sus colegas y evitar el trabajo político explícito3. Este artículo estudia los informes de Ionesco, que revelan una política cultural de circulación con el objetivo de promover las relaciones franco-rumanas a menudo a través de intercambios literarios, culturales, académicos y lingüísticos. Más que descubrir una historia oculta que Ionesco supuestamente borró cuando empezó de nuevo en la Francia de la posguerra, este artículo se centra en la noción de circulación. Se suma a la investigación de Stan sobre la diplomacia rumana en Vichy explorando la importancia política de la obra de Ionesco y el proceso de la política lingüística. Analiza en detalle tanto los intercambios entre profesores y estudiantes franceses y rumanos -así como los libros y la cultura que promovían- como el papel que desempeñó Ionesco en la búsqueda de puestos de profesorado para los profesores rumanos en Francia. El libro da cuerpo a una dinámica historia de circulación entre estos dos países durante la guerra.

Marie-france ionesco

Este movimiento conocido como Teatro del Absurdo no fue concebido conscientemente, y nunca tuvo doctrinas filosóficas claras, ni intentos organizados de ganar adeptos, ni reuniones. Cada uno de los principales dramaturgos del movimiento parece haberse desarrollado de forma independiente. Los dramaturgos que más se asocian al movimiento son Samuel Beckett, Eugene Ionesco, Jean Genet y Arthur Adamov. Las primeras obras de Edward Albee y Harold Pinter encajan en esta clasificación, pero estos dramaturgos también han escrito obras que se alejan de los elementos básicos del Teatro del Absurdo.
Al contemplar las obras que componen este movimiento, hay que renunciar al teatro de situaciones coherentemente desarrolladas, hay que renunciar a las caracterizaciones arraigadas en la lógica de la motivación y la reacción, hay que olvidar a veces los escenarios que guardan una relación intrínseca, realista u obvia con el drama en su conjunto, hay que olvidar el uso del lenguaje como herramienta de comunicación lógica y hay que olvidar las relaciones de causa y efecto que se encuentran en los dramas tradicionales. Mediante el uso de una serie de dispositivos desconcertantes, estos dramaturgos han acostumbrado gradualmente al público a un nuevo tipo de relación entre el tema y la presentación. En estas obras, aparentemente extrañas y fantásticas, el mundo exterior es a menudo representado como amenazante, devorador y desconocido; los escenarios y las situaciones a menudo nos hacen sentir vagamente incómodos; el propio mundo parece incoherente y aterrador y extraño, pero al mismo tiempo parece inquietantemente poético y familiar.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos