• Jue. Oct 21st, 2021

Guia para hacer un ensayo

Guia para hacer un ensayo

Aprender a escribir un ensayo para principiantes

Esta es una guía general que seguirá el esquema de un ensayo básico de cinco párrafos: introducción, tres párrafos del cuerpo y conclusión. Lo que aquí se expone es la base de todo ensayo. Puede tomarlo y adaptarlo a las necesidades de su ensayo en particular.
Si el tema y la longitud requerida del ensayo lo exigen, puedes dedicar más de un párrafo a cualquier punto importante. Si esto ocurre, para guardar una buena proporción, intente desarrollar el mismo número de párrafos para cada punto principal, pero esto debe ser natural y no forzado.

Formato de la redacción del ensayo

La longitud de un ensayo académico varía en función del nivel y la materia de estudio, las directrices del departamento y los requisitos específicos del curso. En general, un ensayo es un escrito más corto que un trabajo de investigación o una tesis.
En la mayoría de los casos, su tarea incluirá directrices claras sobre el número de palabras o páginas que se espera que escriba. A menudo se trata de un rango más que de un número exacto (por ejemplo, 2500-3000 palabras, o 10-12 páginas). Si no estás seguro, consulta siempre a tu profesor.
En este artículo encontrarás algunas pautas generales sobre la extensión de los distintos tipos de ensayos. Pero ten en cuenta que la calidad es más importante que la cantidad: concéntrate en hacer un argumento o análisis sólido, no en alcanzar un número específico de palabras.
La introducción debe ser proporcional a la longitud del ensayo. En un ensayo de menos de 3.000 palabras, la introducción suele ser un solo párrafo. En ensayos más largos y complejos, es posible que tengas que exponer los antecedentes y presentar tu argumento en dos o tres párrafos.

Estructura del ensayo

«Ensayo» es un término poco preciso para referirse a un escrito que afirma la opinión del autor sobre un tema, ya sea académico, editorial o incluso humorístico. Hay mil enfoques diferentes para la escritura de ensayos y un millón de temas diferentes para elegir, pero lo que hemos encontrado es que la buena escritura de ensayos tiende a seguir el mismo marco.
Tu tesis, encapsulada en el enunciado de tu tesis, es el punto central que estás tratando de hacer. La tesis del ensayo de Bertrand Russell «Elogio de la ociosidad», por ejemplo, es que la gente se concentra demasiado en el trabajo y no valora el tiempo que pasa ocioso. Los ensayos pueden desviarse ocasionalmente y adentrarse en aspectos relacionados, pero siempre vuelven a la idea central de la tesis.
La mejor práctica es incluir la tesis lo antes posible, incluso en la frase del tema si es apropiado. También querrás reiterarla a lo largo del ensayo, especialmente al concluirlo todo en la conclusión.
El resto de tu ensayo, pues, apoya tu tesis. Puedes incluir pruebas empíricas, testimonios, deducciones lógicas o incluso retórica persuasiva, lo que sea que haga el trabajo. La cuestión es que te apoyes en tu tesis inicial, no que cambies a temas completamente diferentes.

Cómo escribir la introducción de un ensayo

Escribir un ensayo académico significa dar forma a un conjunto coherente de ideas en un argumento. Dado que los ensayos son esencialmente lineales -ofrecen una idea a la vez- deben presentar sus ideas en el orden que tenga más sentido para un lector. Estructurar con éxito un ensayo significa atender a la lógica del lector.
El enfoque de un ensayo de este tipo predice su estructura. Dicta la información que los lectores deben conocer y el orden en que deben recibirla. Por tanto, la estructura de su ensayo es necesariamente única para la afirmación principal que está haciendo. Aunque existen pautas para construir ciertos tipos de ensayos clásicos (por ejemplo, el análisis comparativo), no hay una fórmula establecida.
Un ensayo típico contiene muchos tipos diferentes de información, a menudo ubicados en partes o secciones especializadas. Incluso los ensayos cortos realizan varias operaciones diferentes: introducir el argumento, analizar los datos, plantear contraargumentos, concluir. Las introducciones y las conclusiones tienen lugares fijos, pero otras partes no. Los contraargumentos, por ejemplo, pueden aparecer dentro de un párrafo, como una sección independiente, como parte del principio o antes del final. El material de fondo (contexto histórico o información biográfica, un resumen de la teoría o la crítica pertinente, la definición de un término clave) suele aparecer al principio del ensayo, entre la introducción y la primera sección analítica, pero también puede aparecer cerca del comienzo de la sección específica a la que corresponde.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad