• Jue. Oct 21st, 2021

Rimas y leyendas de gustavo adolfo becquer genero literario

Rimas y leyendas de gustavo adolfo becquer genero literario

Comentarios

Gustavo Adolfo Bécquer nació un día como hoy de 1836 en Sevilla. Y en diciembre de este año también se conmemora el 150 aniversario de su muerte. El poeta romántico español por excelencia (con permiso quizá de don José de Espronceda) sigue gozando de buena salud literaria y, desde luego, fue mucho más allá de las rimas con sus golondrinas. Su prosa, que también cultivó en el teatro, el género epistolar y el articulismo, tiene la misma fuerza. Les doy una vuelta a algunas de sus famosas leyendas y cartas.
Los envíos son 22 relatos escritos en prosa poética que casi todos cuentan historias trágicas o de terror, acompañadas de un ambiente misterioso y sobrenatural. Sus temas principales son el amor, descrito como una pasión fatal que conduce a un final trágico, la búsqueda de lo inalcanzable y el más allá, con la aparición de fuerzas diabólicas y fantasmas. Algunos son:
Se desarrolla en Sevilla en el siglo XNUMX. Cuenta la historia de un organista ciego, de gran sensibilidad, que muere y nadie más consigue después que el órgano suene igual desde la iglesia de Santa Inés. Pero una Nochebuena, y sin explicación alguna, se vuelve a escuchar la misma música en el órgano que tocaba el difunto Maese Pérez.

Rimas y leyendas de gustavo adolfo becquer genero literario en línea

Conocido sobre todo por su colección de poemas Rimas (1871) y por los relatos cortos recogidos en Leyendas (1857-1864), Gustavo Adolfo Bécquer está considerado como uno de los poetas líricos españoles más importantes del siglo XIX. Aunque sus temas melancólicos sugieren comparaciones con los románticos, su estilo sobrio y discreto es decididamente no romántico. Se le ha llamado el primer poeta moderno de España.
Un huérfano con aspiraciones artísticas. Gustavo Adolfo Domínguez Bastida nació el 17 de febrero de 1836 en Sevilla, España, hijo de don José Domínguez Bécquer, un conocido pintor, y de Joaquina Bastida de Vargas. Huérfano a los diez años, Bécquer vivió con varios familiares y se formó como artista. En 1854 se trasladó a Madrid para dedicarse a la literatura. Allí permanecerá el resto de su vida.
Desde muy temprano, Bécquer se relacionó con un círculo de escritores, artistas y músicos bajo la tutela del compositor y editor literario Joaquín Espín y Guillén. Bécquer se enamoró de la hija de Guillén, Julia, considerada la inspiración de sus Rimas, pero sus sentimientos no fueron correspondidos. Bécquer encontró cierto éxito con la publicación de sus Leyendas (1857-1864). En 1861 se casó con Casta Esteban y Navarro, hija de un médico que le había tratado de tuberculosis. Tuvieron tres hijos, pero su matrimonio terminó en separación.

Cartas desde mi celda

Pocos personajes como Gustavo Adolfo Bécquer han sido capaces de comunicar la Sevilla que no se ve de una forma tan bella. Porque sí, Sevilla es un espectáculo para los sentidos, pero también es un mundo de sensaciones que muchas personas de todo el mundo han querido escribir.
Bequer está considerado como uno de los precursores de la poesía contemporánea. Su estilo es fresco y actual y, al mismo tiempo, su historia es trágica y eterna, encarnando como nadie la figura del poeta romántico. De hecho, murió muy joven (con 34 años) y en vida no recibió el reconocimiento que merecía, permaneciendo desconocido para las élites literarias de la época.
En la cercana calle de Santa Clara, se encuentra el Palacio de los Condes de Santa Coloma, donde tras los muros vivió la mujer que inspiró los famosos versos «Las oscuras golondrinas volverán a anidar en tu balcón, a colgar», y donde aún hoy, si se espera al atardecer, se pueden contar cientos de ellas sobrevolando la casa.
Por último, el lugar donde el poeta descansa para la eternidad: el imponente panteón de sevillanos ilustres de la Iglesia de la Anunciación, una cripta subterránea que acumula historias sobrenaturales y fenómenos misteriosos… ¿coincidencia?

Gustavo adolfo bécquer rimas

capilla, f., capilla; maestro de -, maestro de coro, el que compone y dirige la música de la iglesia; – mayor, capilla principal (que contiene el púlpito y el altar mayor, y que en la mayoría de las iglesias españolas está enfrente del coro y separada del crucero por una barandilla).
cosa, f., cosa, asunto, materia de importancia, hecho; – de, sobre; desde habia – de, por un asunto de; por sobre; gran -, mucho, mucho; – hecha, resuelta, decidida; – imposible, imposible; la – no era para menos, nada menos podía esperarse;
donde, donde, en que; en -, en (o en) que; hasta -, hasta donde; por -, donde, por donde; ¿Dónde va Vicente? Donde va la gente (lit., «¿Dónde va Vicente? Donde va la multitud»), viene fácil seguir a la multitud.
toque, m., toque, tañido, golpe, repique (o tañido) de campanas; el – de oraciones, tocar para las oraciones; llamar a las oraciones; al – de oraciones, cuando se convoca a las oraciones; cuando las campanas tocan para las oraciones.
traer, atraer, llevar, traer, llevar, llevar, llevar, soportar, llevar; – á la memoria, traer a la memoria; recordar; el cual traía una jornada de catorce leguas en el cuerpo, que había hecho aquel día una jornada de catorce leguas.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad