• Jue. Oct 21st, 2021

Noche oscura del alma genero literario

Noche oscura del alma genero literario

Para qué sirve la noche oscura del alma

La noche oscura del alma es un poema escrito por el místico y poeta español del siglo XVI San Juan de la Cruz. El propio autor no dio ningún título a su poema, sobre el que escribió dos comentarios en forma de libro: Subida del Monte Carmelo y Noche Oscura.
El poema de San Juan de la Cruz, en 8 estrofas de 5 versos cada una, narra el viaje del alma hacia la unión mística con Dios. El viaje se llama «La Noche Oscura» en parte porque la oscuridad representa el hecho de que el destino -Dios- es incognoscible, como en el clásico místico del siglo XIV La Nube de lo Desconocido; ambas piezas derivan de las obras de Pseudo-Dionisio el Areopagita del siglo VI. Además, el camino en sí es incógnito. El primer verso del poema se traduce así:[1]
-es decir, que el cuerpo y la mente, con sus cuidados naturales, se aquieten. Al principio del tratado La noche oscura (la Declaración), San Juan escribió: «En este primer verso, el alma cuenta el modo y la manera en que se aparta, en cuanto a su afecto, de sí misma y de todas las cosas, muriendo por una verdadera mortificación a todas ellas y a sí misma, para llegar a una vida dulce y deliciosa con Dios».

Comentarios

Pero, ¿dónde se originó nuestra figura retórica, tan bien plasmada en el verso de Poe? El OED Online tiene una entrada sobre la palabra «dark» que incluye una referencia a San Juan de la Cruz, que creía en una noche oscura que uno debe soportar para volver a la luz de la fe. Es un «momento de aridez» que soporta un místico, dice el OED, no el Cuervo. Con el paso del tiempo, la metáfora del santo español creció hasta convertirse en cualquier crisis existencial lo suficientemente profunda como para sacudirnos hasta el fondo. La noche oscura destruye nuestro optimismo para siempre o salimos más sabios y tristes.
Los usos académicos pueden ser literarios (por supuesto), políticos o espirituales. Los historiadores hablarán de una Noche Oscura del Alma para las personas que toman decisiones terribles: a pesar de sus numerosos comentarios citados sobre la necesidad estratégica de los bombardeos A, no sé si Harry Truman superó alguna vez Hiroshima y Nagasaki.    Hablaría mal de él si alguna vez se lo tomara a la ligera.
Mi primer contacto con la idea de nuestra metáfora tuvo lugar en una clase de inglés. De repente surgió una frase para el momento culminante de muchos textos, como la decisión de Huck Finn de «ir al infierno» para salvar a su amigo Jim; como los textos fuertes suelen desarrollarse a partir de tensiones dramáticas en sus tramas o personajes, muchos presentan una o más Noches Oscuras del Alma. Las obras existencialistas no podrían trabajar con ellas.

Psicología de la noche oscura del alma

Cualquiera puede pasar por un periodo de tristeza o desafío tan arraigado y tenaz que se califica de noche oscura del alma. No hace mucho estaba dando una charla en una universidad cuando un hombre me gritó desde el fondo de la multitud: «Estoy terriblemente deprimido. Han pasado años. Ayúdeme». Le contesté con mi dirección de correo electrónico. En su voz y su lenguaje corporal pude ver que este hombre no estaba atrapado en una depresión pasajera. Su vida estaba rota por alguna pérdida, un fracaso o una herida emocional largamente olvidada que lo dejaba en un lugar desesperadamente oscuro.
Reservo la expresión «noche oscura del alma» para un estado de ánimo oscuro que realmente sacuda la vida y toque los cimientos de la experiencia, el alma misma. Pero a veces un acontecimiento aparentemente insignificante puede dar lugar a una noche oscura: Puedes perder un tren y no asistir a una reunión que significaba mucho para ti. A menudo, una noche oscura tiene una fuerte cualidad simbólica, ya que apunta a un nivel más profundo de emoción y quizás a un recuerdo más profundo que le da un significado adicional. Con las noches oscuras siempre hay que estar atento a los recuerdos invisibles, las narraciones y las preocupaciones que pueden no ser aparentes en la superficie.

La noche oscura del alma pdf

Aunque la lectura de este tratado de espiritualidad me ha aportado algunas ideas, me parece que soy demasiado principiante para comprender muchas de las experiencias interiores que se abordan aquí, sobre todo en la última parte de la obra. Sospecho que mi propia oscuridad y aridez -que a veces es considerable- no es tan oscura, ni tan potencialmente luminosa, como la oscuridad que hay en el corazón de este gran santo. Sin embargo, lo recomendaría de todos modos; hay mucho aquí que incluso un principiante puede atesorar.
Aunque la lectura de este tratado de espiritualidad me ha aportado algunas ideas, creo que soy demasiado principiante para comprender muchas de las experiencias interiores que se abordan aquí, especialmente en la última parte de la obra. Sospecho que mi propia oscuridad y aridez -que a veces es considerable- no es tan oscura, ni tan potencialmente luminosa, como la oscuridad que hay en el corazón de este gran santo. Sin embargo, lo recomiendo de todos modos; hay mucho aquí que incluso un principiante puede atesorar.Pero el poema del que este tratado es un comentario es algo más. Inspirado en el «Cantar de los Cantares», es un grito lírico y apasionado, el anhelo de un corazón humano por lo divino que cualquier amante puede entender.Esta nueva traducción de Mirabai Starr es clara, moderna y accesible.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad