• Vie. Oct 15th, 2021

Genero literario de las coplas

Genero literario de las coplas

Definición de coplas

La cuestión del géneroSe ha escrito mucho sobre el género de las Coplas, sobre si se trata de una elegía, un sermón, una meditación u otra forma de poesía que incorpore los diversos temas que Jorge Manrique aborda en su texto. La mayor parte de los argumentos abogan por un único género, al tiempo que permiten que la obra presente también características de otras formas poéticas. La conclusión más convincente a la que se puede llegar tras la lectura de las discusiones y polémicas que a veces han suscitado es que las Coplas desafían ser catalogadas como una variedad de texto frente a otras. La clasificación de los textos literarios medievales ha estado en el centro de la crítica desde el año 1700, y en el siglo XX se convirtió en un pilar de la erudición sobre las obras españolas de la Edad Media, con frecuentes debates sobre el género de textos canónicos como el Libro de buen amor o la Celestina. El deseo de encasillar una obra de género indistinto en una categoría exacta o exclusiva se ve obstaculizado por la naturaleza fluida de las formas literarias en la época en cuestión. El Libro de buen amor y la Celestina son quizá la prueba de que sus autores no se preocuparon por ceñirse a una forma concreta. Las Coplas son probablemente otro ejemplo: Es evidente que Jorge Manrique conocía bien las diversas formas de verso escritas sobre la muerte de un personaje venerado, y también estaba familiarizado con las convenciones del sermón, e incorporó ambas en su composición aparentemente sin preocuparse por distinguir los géneros.

Coplas mexicanas

A mediados del siglo XV el villancico se había convertido en un género literario adoptado por los poetas más influyentes de la época. Juan del Encina (1468-1529) compositor de Más vale trocar (Ver Blog anterior) es también el autor de este villancico a lo divino.
Al mismo tiempo, una variedad de poesías como los romances (baladas), las seguidillas y las serranillas ganaron adeptos entre el pueblo llano. Dentro de estas composiciones poéticas surgió la copla, como estas dos estrofas de la tradición popular:
Es muy probable que aquellos alegres marineros del sur de Trinidad en 1498 cantaran coplas y no las composiciones literarias de Juan del Encina.    De hecho, los conquistadores, aventureros y colonos españoles del siglo XVI conocían la tradición oral. Hay pruebas de que Hernán Cortés (1485-1547), el conocido conquistador de México, y sus soldados podían citar baladas populares y coplas recitando o cantando versos que se aplicaban a sus circunstancias.
La copla se trasladó a los territorios de ultramar de América donde los españoles se establecían durante la expansión de su imperio en los siglos XVI y XVII. Era una composición semiliteraria, impregnada de cultura popular, y con una estructura bien definida que persiste en la actualidad. La forma de la copla sigue siendo una estrofa de cuatro versos (cuarteta), cada uno de los cuales consta de seis u ocho sílabas, con rima en el primer y tercer o segundo y cuarto verso (estrofa). Estas coplas se arraigaron en la tradición oral en toda América, incluyendo Venezuela y Trinidad.    En 1968, esta copla fue cantada por Rita Guerra, de Tabaquite, Trinidad.

Coplas españolas

Surgida a principios del siglo XX, la copla persistió durante los turbulentos años de la guerra civil española y sus consecuencias. Mucho más tarde, a partir de 1950, la copla comenzó a tener una fuerte presencia en el cine y el teatro españoles. Tras este éxito, el anticlímax y el lento declive de la copla comenzó en los años 70 con la llegada de otros estilos musicales. Sin embargo, el fuerte apoyo popular arraigado en la identidad cultural del país y el compromiso de muchos artistas han mantenido viva la copla con intérpretes como, por citar sólo algunos, Isabel Pantoja, Pasión Vega o Diana Navarro.

Copla ejemplo

En este artículo se analizan aspectos característicos del género literario de las coplas sefardíes en varios aspectos: (1) Orígenes y desarrollo (no se puede determinar con total exactitud el inicio); (2) Importancia y singularidad de las coplas en el repertorio poético sefardí; (3) Corpus; (4) Características (sistemas métricos, autoría); (5) Transmisión; (6) Difusión geográfica; (7) Función; (8) Tópicos; y (9) Función paralitúrgica. Concluye con una bibliografía muy extensa de los estudios más importantes sobre el tema. [RESUMEN DEL AUTOR]

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad