• Jue. Oct 21st, 2021

Genero literario a un olmo seco

Genero literario a un olmo seco

Poemas famosos sobre las hojas

El escritor estadounidense Richard Wright publicó por primera vez «Between the World and Me» en The Partisan Review en 1935. Mientras camina por el bosque, el autor del poema se topa con los restos de un negro brutalmente asesinado por una turba racista. Los espantosos detalles de la escena se «interponen» entre el hablante y el resto del mundo, creando una barrera de miedo intenso y gélido. A medida que avanza el poema, el hablante se convierte en la propia víctima, narrando el asesinato desde una perspectiva en primera persona que ilustra visceralmente el horror deshumanizado de la violencia racista. El escritor contemporáneo Ta-Nehisi Coates tomó prestado el título del poema para su exitoso libro de no ficción del mismo nombre.

Poema de las hojas de otoño

Antonio Machado (1875-1939) es sin duda uno de los mejores poetas españoles. Aunque no es tan famoso como su contemporáneo más joven y extravagante, Federico García Lorca, su obra debe menos a la sorprendente y a menudo violenta imaginería asociada a Lorca y más a una tranquila contemplación de la naturaleza que se remonta, vía Wordsworth, a Virgilio, Teócrito. etc., etc. Una burda simplificación, pero me temo que tendrá que servir.
A principios de esta semana recibí un correo electrónico en el que se me invitaba a elegir un poema o la letra de una canción y a reenviárselo a alguien -un desconocido- para animarle (¿y acaso no lo necesitamos hoy en día?). No sé por qué me vino a la mente este poema, pero tal vez como resultado de ver un tronco tirado en la acera fuera de una iglesia local. Estaba echando «brotes verdes», unas semanas antes de que empezara el cálido clima primaveral que hemos estado disfrutando en el Londres asolado por los virus.
Recuerdo «El viejo olmo» de mis tiempos de estudiante. El vocabulario y la gramática son bastante sencillos y no hay oscuras alusiones clásicas, lo que probablemente sea la razón por la que a menudo figura como texto de nivel A. Lo traduje para la revista de la escuela de Birkenhead en 1971, cuando tenía 16 años. Pero probablemente no lo sabías.

Olmo sylvia plath genio

Antonio Machado Ruíz fue un sevillano con un talento indescriptible, su poesía formó parte de la generación de 1898 en España. Este poeta nació el 26 de julio de 1875, hermano de Manuel Machado, también poeta que le acompañó hasta el día de su muerte en Collioure, Francia, el 22 de febrero de 1939.
La vida universitaria de Antonio estuvo marcada por la influencia de algunos de sus profesores, por los que guardó gran afecto y cariño. Sin embargo, el autor nunca se sintió a gusto en la universidad ni en la escuela; en su autobiografía confesaba «No tengo más rastro que una gran aversión a todo lo académico».
Antonio reflejó en sus obras los recuerdos de su infancia, sus viajes, amores y aventuras, una de ellas fue «Memoria de la infancia», de uno de sus poemarios. Durante los primeros años de su vida el joven Machado vivió momentos especiales que inmortalizó a través de la escrituraEntre ellos destacan la figura de su padre que solía estar en su despacho, y los lugares que frecuentaba en sus días de inocencia.
La tendencia poética del modernismo fue lo que caracterizó la obra del escritor. Al principio, Antonio Machado escribía de forma ambigua y refinada. Soledades, una colección de poemas publicada en 1903, dio a conocer el talento que tenía Antonio.

Poemas divertidos de otoño

Como muchos de sus poemas, incluidos los poemas de madurez de su última época, «Elm» es un oscuro poema de Sylvia Plath que se resiste a un análisis directo. El complejo y ambiguo uso del simbolismo por parte de Plath hace que «Elm» sea, si no impenetrable, al menos un reto. Puedes leer «Elm» aquí antes de proceder a nuestro análisis del poema a continuación.
El olmo es un árbol asociado al renacimiento. A diferencia del tejo -que, en «La luna y el tejo» de Plath, se asocia con la masculinidad, el cristianismo y la muerte-, el olmo ofrece la esperanza del renacimiento y la resurrección. Al igual que otro poema de Sylvia Plath que ha suscitado numerosos análisis y comentarios, «Lady Lazarus», «Elm» trata sobre el renacimiento, pero con el conocimiento de que para renacer debe haber primero una muerte.
El olmo, en resumen, es una especie de monólogo dramático, pero un monólogo en el que el olmo no siempre habla directamente al lector, sino que su voz está mediada por la del poeta. La nota personal de los poetas confesionales (con los que a menudo se identifica a Sylvia Plath) se funde así con el enfoque impersonal de la poesía asociado a los altos modernistas como T. S. Eliot (por ejemplo, en su monólogo dramático «The Love Song of J. Alfred Prufrock»).

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad