• Jue. Oct 14th, 2021

Probeta para ensayo de traccion

Probeta para ensayo de traccion

Procedimiento de ensayo de tracción

El ensayo de tracción, también conocido como ensayo de tensión,[1] es un ensayo fundamental de la ciencia de los materiales y la ingeniería en el que una muestra se somete a una tensión controlada hasta el fallo. Las propiedades que se miden directamente mediante un ensayo de tracción son la resistencia final a la tracción, la resistencia a la rotura, el alargamiento máximo y la reducción de área[2] A partir de estas mediciones también se pueden determinar las siguientes propiedades Módulo de Young, relación de Poisson, límite elástico y características de endurecimiento por deformación[3] El ensayo de tracción uniaxial es el más utilizado para obtener las características mecánicas de los materiales isótropos. Algunos materiales utilizan el ensayo de tracción biaxial. La principal diferencia entre estas máquinas de ensayo es la forma de aplicar la carga sobre los materiales.
La preparación de las probetas depende de la finalidad del ensayo y del método de ensayo o especificación que lo rige. Una probeta de tracción suele ser una muestra de sección transversal normalizada. Tiene dos hombros y una galga (sección) en medio. Los hombros son grandes para que se puedan agarrar fácilmente, mientras que la sección de calibre tiene una sección transversal más pequeña para que la deformación y el fallo se produzcan en esta zona[2][4].

Dimensiones de las probetas de ensayo de tracción según la norma iso

El ensayo de tracción de metales es un proceso de ensayo destructivo que proporciona información sobre la resistencia a la tracción, el límite elástico y la ductilidad del material. Laboratory Testing Inc., cerca de Filadelfia, PA, en Estados Unidos, realiza el ensayo de tracción de acuerdo con las normas y especificaciones de la industria, incluidos los métodos de ensayo de tracción de la ASTM. Este proceso también se conoce como prueba de resistencia a la tracción o ensayo de tensión.
También disponemos de un extensómetro óptico sin contacto Epsilon ONE® para nuestra máquina de tracción 60K para ofrecer más opciones de ensayo. Es ideal para medir sin contacto la deformación y el desplazamiento axial. Su alta resolución y las clases de precisión ISO 0,5 / ASTM B-1 lo hacen adecuado para la medición sin contacto de una amplia gama de valores de deformación, incluidas las deformaciones muy pequeñas necesarias para medir el módulo de los metales. El extensómetro sin contacto es también una solución ideal para ensayar materiales frágiles, porosos y de fabricación aditiva.
Los ensayos de resistencia de materiales, mediante el método de ensayo de tracción o tensión, implican la aplicación de una carga cada vez mayor a una muestra de ensayo hasta el punto de fallo. El proceso crea una curva de tensión/deformación que muestra cómo reacciona el material a lo largo del ensayo de tracción. Los datos generados durante el ensayo de tracción se utilizan para determinar las propiedades mecánicas de los materiales y proporcionan las siguientes mediciones cuantitativas:

Experimento de ensayo de tracción

El ensayo de tracción, también conocido como ensayo de tensión,[1] es una prueba fundamental de la ciencia de los materiales y la ingeniería en la que una muestra se somete a una tensión controlada hasta el fallo. Las propiedades que se miden directamente mediante un ensayo de tracción son la resistencia final a la tracción, la resistencia a la rotura, el alargamiento máximo y la reducción de área[2] A partir de estas mediciones también se pueden determinar las siguientes propiedades Módulo de Young, relación de Poisson, límite elástico y características de endurecimiento por deformación[3] El ensayo de tracción uniaxial es el más utilizado para obtener las características mecánicas de los materiales isótropos. Algunos materiales utilizan el ensayo de tracción biaxial. La principal diferencia entre estas máquinas de ensayo es la forma de aplicar la carga sobre los materiales.
La preparación de las probetas depende de la finalidad del ensayo y del método de ensayo o especificación que lo rige. Una probeta de tracción suele ser una muestra de sección transversal normalizada. Tiene dos hombros y una galga (sección) en medio. Los hombros son grandes para que se puedan agarrar fácilmente, mientras que la sección de calibre tiene una sección transversal más pequeña para que la deformación y el fallo se produzcan en esta zona[2][4].

Gráfico del ensayo de tracción

Un ensayo de tracción es un proceso de ensayo científico que consiste en aplicar tensión a una muestra hasta que se fracture. Es un tipo de ensayo importante para determinar la resistencia a la tracción, el límite elástico y la ductilidad de un material. Estos ensayos estandarizados suelen realizarse en máquinas electromecánicas de ensayo de tracción.
Las probetas de ensayo de tracción, en general, tienen forma de mancuernas largas que están hechas de aleación de aluminio, aleación de carbono u otros tipos de metal y plástico. La apariencia estándar de una probeta de ensayo presenta una pequeña sección transversal o longitud de calibre con dos grandes extremos que se denominan hombros. Todo el ensayo de tracción se centrará en la longitud del calibre, mientras que los hombros serán sujetados firmemente por la máquina de ensayo de tracción.
Evite la posibilidad de que el material se fracture en la zona de agarre. Cualquier posible fractura sólo debe producirse dentro de la longitud del calibrador. Utilice una forma estándar y marque el área de la sección transversal en la región de prueba cilíndrica para garantizar una fractura en el lugar correcto. De este modo, la tensión creciente se concentrará dentro de la longitud del calibrador.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad