• Jue. Sep 9th, 2021

    Como desarrollar un ensayo escrito

    Como desarrollar un ensayo escrito

    Conclusión

    Consejos para escribir un excelente ensayo expositivo Aunque hay muchos tipos de ensayos, el ensayo expositivo es quizás uno de los más sistemáticos. Estos ensayos requieren que los estudiantes exploren una idea, evalúen las pruebas, elaboren la idea principal y expongan su argumento de forma coherente. En resumen, el objetivo principal es explicar los hechos. Si estás interesado en aprender a escribir un ensayo expositivo, los 10 consejos clave que te proporcionamos te serán de gran utilidad.
    El primer paso para escribir un ensayo expositivo es decidir cómo estructurar el trabajo. Los ensayos expositivos suelen comenzar con una introducción seguida de tres párrafos del cuerpo antes de llegar a la conclusión. Esto dará lugar a un ensayo de cinco párrafos de entre 500 y 800 palabras, la longitud típica de un ensayo en un examen estandarizado.
    Garabatea un breve esquema antes de empezar a escribir. Piensa en tu postura sobre el tema, elabora un resumen de una línea de tu postura y, a continuación, enumera tres elementos que puedas discutir en apoyo de tus ideas. Los tres elementos formarán los párrafos del cuerpo.

    Cómo empezar un ensayo

    La redacción de ensayos académicos es un estilo que cualquiera puede aprender a producir, una vez que conozca los fundamentos de la redacción de un ensayo. Un ensayo académico debe proporcionar una tesis sólida y discutible que luego se apoye en pruebas relevantes, ya sea de otras fuentes o de la propia investigación. La mayoría de las investigaciones siguen un conjunto de pautas estándar. Recordar algunos principios básicos para la redacción de ensayos académicos te permitirá crear trabajos valiosos y persuasivos, incluso si tienes poco tiempo.
    Antes de empezar a escribir un ensayo, es importante saber qué quieres decir. La forma más fácil de concretar una tesis y crear un argumento adecuado es hacer un esquema básico antes de empezar a escribir el ensayo. La estructura básica de un ensayo académico incluye los siguientes elementos: una introducción que incluye la tesis; el cuerpo del ensayo, que debe incluir párrafos separados en los que se discutan las pruebas que apoyan la tesis; y una conclusión que lo une todo y lo conecta con la tesis. En cuanto a la cantidad de pruebas que se deben incluir en un ensayo académico, una buena pauta es incluir al menos tres puntos sólidos que apoyen directamente la tesis.

    Lo esencial del ensayo universitario…

    “Ensayo” es un término poco preciso para referirse a un escrito que afirma la opinión del autor sobre un tema, ya sea académico, editorial o incluso humorístico. Hay mil enfoques diferentes para la redacción de ensayos y un millón de temas diferentes para elegir, pero lo que hemos encontrado es que la buena redacción de ensayos tiende a seguir el mismo marco.
    Tu tesis, encapsulada en el enunciado de tu tesis, es el punto central que estás tratando de hacer. La tesis del ensayo de Bertrand Russell “Elogio de la ociosidad”, por ejemplo, es que la gente se concentra demasiado en el trabajo y no valora el tiempo que pasa ocioso. Los ensayos pueden desviarse ocasionalmente y adentrarse en aspectos relacionados, pero siempre vuelven a la idea central de la tesis.
    La mejor práctica es incluir la tesis lo antes posible, incluso en la frase del tema si es apropiado. También querrás reiterarla a lo largo del ensayo, especialmente al concluirlo todo en la conclusión.
    El resto de tu ensayo, pues, apoya tu tesis. Puedes incluir pruebas empíricas, testimonios, deducciones lógicas o incluso retórica persuasiva, lo que sea que haga el trabajo. La cuestión es que te apoyes en tu tesis inicial, no que cambies a temas completamente diferentes.

    Comentarios

    Este artículo ha sido redactado por Christopher Taylor, PhD. Christopher Taylor es profesor adjunto de inglés en el Austin Community College de Texas. Recibió su doctorado en Literatura Inglesa y Estudios Medievales de la Universidad de Texas en Austin en 2014.
    ¿Tus profesores siempre marcan tus ensayos con tinta roja? ¿Tienes ganas de aprender a expresarte con claridad y eficacia? Si es así, hay muchas medidas que puedes tomar para mejorar tus habilidades de redacción. Mejora tu gramática, perfecciona tu estilo y aprende a estructurar un ensayo bien organizado. Dado que los ensayos académicos son especialmente complicados, aprende los entresijos de la escritura formal y académica. Asegúrate de leer tanto como sea posible; ver cómo otros autores utilizan el lenguaje puede mejorar tu propia escritura.
    Este artículo ha sido redactado por Christopher Taylor, PhD. Christopher Taylor es profesor adjunto de inglés en el Austin Community College de Texas. Recibió su doctorado en Literatura Inglesa y Estudios Medievales de la Universidad de Texas en Austin en 2014. Este artículo ha sido visto 18.172 veces.

    Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
    Privacidad