• Jue. Oct 21st, 2021

Ejemplos de aprendizaje por ensayo y error en niños

Ejemplos de aprendizaje por ensayo y error en niños

Actividades de aprendizaje por ensayo y error para niños pequeños

Datos de ensayo y error para niños Datos de la enciclopedia infantilEl ensayo y error es un método primitivo de resolución de problemas. Se caracteriza por intentos repetidos y variados que se continúan hasta el éxito, o hasta que el agente deja de intentarlo. Se trata de un método no sistemático, que no emplea una visión, una teoría o una metodología organizada.
Según W.H. Thorpe, el término fue ideado por C. Lloyd Morgan después de probar frases similares «ensayo y fracaso» y «ensayo y práctica». Según el canon de Morgan, el comportamiento animal debe explicarse de la forma más sencilla posible. Cuando el comportamiento parece implicar procesos mentales superiores, puede explicarse mediante el aprendizaje por ensayo y error. Un ejemplo es la forma hábil en que su terrier Tony abrió la puerta del jardín, fácilmente malinterpretada como un acto de perspicacia por alguien que ve el comportamiento final. Sin embargo, Lloyd Morgan había observado y grabado la serie de aproximaciones mediante las cuales el perro había aprendido gradualmente la respuesta, y podía demostrar que no se necesitaba ninguna perspicacia para explicarla.

Prueba y error en la primera infancia

Los bebés nacen con unas herramientas incorporadas para la resolución de problemas llamadas reflejos. Menos de una hora después de nacer, un bebé utilizará sus reflejos de enraizamiento y succión para alimentarse. A medida que crece, muchas de sus respuestas automáticas serán sustituidas por acciones más voluntarias.
A los 2 meses, los bebés se vuelven más despiertos y deseosos de explorar el mundo que les rodea. A los 4 meses, el bebé ha desarrollado el control muscular y la coordinación mano-ojo para llevarse a la boca juguetes y otros objetos. Ha comenzado la exploración y experimentación alegres que conducen a la resolución de problemas.
A los 8 meses, los bebés disfrutan jugando con juguetes que producen respuestas interesantes a sus acciones. Son especialmente populares los juguetes que agarran, sacuden y golpean y que producen sonidos y movimientos inusuales. Estas experiencias divertidas ayudan a sentar las bases para que los niños comprendan más adelante las relaciones de causa y efecto.
Al cumplir el primer año, los niños pasan a un nivel de resolución de problemas más resuelto. Ya no se limitan a lo que tienen delante, sino que pueden apartar un juguete para alcanzar otro más interesante.

Cómo aprenden los empleados por ensayo y error

Los niños construyen los cimientos de las habilidades de resolución de problemas a través de relaciones enriquecedoras, exploración activa e interacciones sociales. En la infancia, los niños aprenden que sus acciones y comportamientos tienen un efecto sobre los demás. Por ejemplo, los niños lloran para indicar a sus cuidadores que tienen hambre; a su vez, sus cuidadores les dan de comer. Las respuestas constantes de los cuidadores a los intentos de comunicación de los niños les enseñan las primeras formas de resolución de problemas. Los niños aprenden que tienen la capacidad de resolver un problema realizando determinadas acciones. Los niños construyen este conocimiento y lo trasladan a su forma de interactuar y resolver problemas en situaciones futuras.
Los niños descubren que sus acciones y comportamientos también tienen un impacto en los objetos. Aprenden que ciertas acciones producen determinados resultados. Por ejemplo, los niños pueden golpear un juguete una y otra vez al notar el sonido que produce. Este comportamiento es intencionado y tiene un propósito; los niños aprenden que tienen la capacidad de hacer que algo suceda. A medida que crecen, los niños experimentan con diferentes formas de resolver problemas, como mover las piezas del puzzle de diferentes maneras para colocarlas correctamente. Utilizarán el método de ensayo y error para encontrar soluciones a las tareas en las que están trabajando, y utilizarán las habilidades de comunicación para pedir o gesticular la ayuda de los cuidadores.

Desarrollo infantil por ensayo y error

El ensayo y error es un método de resolución de problemas en el que se realizan múltiples intentos para llegar a una solución. Es un método básico de aprendizaje que utilizan esencialmente todos los organismos para aprender nuevos comportamientos. El ensayo y error consiste en probar un método, observar si funciona y, si no lo hace, probar un nuevo método. Este proceso se repite hasta que se alcanza el éxito o una solución.
Por ejemplo, imagina que trasladas un objeto grande, como un sofá, a tu casa. Primero intentas meterlo por la puerta principal y se queda atascado. Luego lo intentas por la puerta trasera y no cabe. Luego lo pasas por las puertas dobles del patio y ¡cabe! Acabas de utilizar el método de ensayo y error para resolver un problema. Edward Thorndike, un investigador que estudió la teoría del aprendizaje utilizando gatos y una «caja rompecabezas» especialmente fabricada. Estudió cómo los gatos aprendían a escapar de la caja y llegó a la conclusión de que era por ensayo y error. Esto supuso un cambio con respecto a la teoría del aprendizaje por comprensión, que propone que la resolución de problemas se produce en un destello repentino de comprensión en lugar de por ensayo y error.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad