• Jue. Oct 21st, 2021

Estructura de la obra ensayo sobre la ceguera

Estructura de la obra ensayo sobre la ceguera

Ensayo sobre la ceguera humana

¿Cuáles son las implicaciones de enseñar la discapacidad como una pura metáfora? La discapacidad suele tener connotaciones negativas cuando se utiliza de forma metafórica, mientras que la experiencia vivida de la discapacidad puede ser muy diferente. Para demostrar esta contradicción, discuto algunos aspectos pedagógicos de la enseñanza de la novela Ceguera, de José Saramago. En primer lugar, expongo posibles interpretaciones de la parábola que son útiles para la enseñanza. A continuación, muestro las formas en que la ceguera se construye como Otredad y sus posibles implicaciones para la enseñanza. Por último, ofrezco varias estrategias mediante las cuales la ceguera, y otras representaciones literarias, pueden utilizarse en el aula de una manera crítica, que valore la variación y la diversidad humanas.
Este artículo es mi intento de lidiar con una de mis experiencias novatas con la (no) integración de un texto relacionado con la discapacidad en el plan de estudios general. El texto que analizo es la novela Ceguera, escrita por el fabulista portugués José Saramago, galardonado con el Premio Nobel de Literatura en 1998. Ceguera, escrita en 1995, fue un éxito de ventas en toda Europa y se tradujo del portugués a numerosos idiomas.

Estructura de un ensayo

La invención del Braille fue un punto de inflexión en la historia de la discapacidad. El sistema de escritura de puntos en relieve utilizado por los discapacitados visuales fue desarrollado por Louis Braille en la Francia del siglo XIX. En una sociedad que no valoraba a los discapacitados en general, la ceguera estaba especialmente estigmatizada, y la falta de acceso a la lectura y la escritura era una barrera importante para la participación social. La idea de la lectura táctil no era del todo nueva, pero los métodos existentes basados en sistemas para videntes eran difíciles de aprender y utilizar. Como primer sistema de escritura diseñado para las necesidades de los ciegos, el Braille fue una nueva herramienta de accesibilidad innovadora. No sólo aportó beneficios prácticos, sino que también contribuyó a cambiar el estatus cultural de la ceguera. Este ensayo comienza hablando de la situación de los ciegos en la Europa del siglo XIX. A continuación, describe la invención del braille y el proceso gradual de su aceptación dentro de la educación de los ciegos. Posteriormente, explora los amplios efectos de esta invención en la vida social y cultural de los ciegos.

Cómo ayudar a una persona ciega ensayo

¿Alguna vez te has puesto una venda en los ojos y has fingido que no podías ver? Seguramente te has tropezado con cosas y te has confundido de camino. Pero si tuvieras que hacerlo, podrías adaptarte y aprender a vivir sin tu vista.
Tus ojos y tu cerebro trabajan juntos para ver. El ojo está formado por muchas partes diferentes, como la córnea, el iris, el cristalino y la retina. Todas estas partes trabajan juntas para enfocar la luz y las imágenes. A continuación, los ojos utilizan nervios especiales para enviar lo que se ve al cerebro, de modo que éste pueda procesar y reconocer lo que se está viendo. En los ojos que funcionan correctamente, este proceso ocurre casi instantáneamente.
Los problemas de visión pueden desarrollarse antes de que el bebé nazca. A veces, algunas partes de los ojos no se forman como deberían. Los ojos de un niño pueden parecer buenos, pero el cerebro tiene problemas para procesar la información que envían. El nervio óptico envía imágenes al cerebro, así que si el nervio no se forma correctamente, el cerebro del bebé no recibirá los mensajes necesarios para la vista.
Algunas enfermedades, como la diabetes, pueden dañar la visión de una persona con el tiempo. Otras enfermedades oculares, como las cataratas, pueden provocar problemas de visión o ceguera, pero suelen afectar a personas mayores.

Ensayo sobre la ceguera en inglés

Los relatos del novelista José Saramago, ganador del Nobel, suelen adoptar la forma de una alegoría, y en su novela La ceguera utiliza esta técnica a gran escala. La mayor parte de la historia se desarrolla en un edificio en el que un grupo de doscientos cuarenta ciegos están cautivos. Mientras están atrapados y luchan por sobrevivir, este grupo de personas se enfrenta a los impulsos primarios de la comida, el sexo, el orgullo y el poder, lo que hace que su narrativa se ponga en marcha de un modo que da a esta singular historia de terror una relación universal con el lector.
Hacia la mitad de la novela, Saramago es descarado en su estructura de la alegoría de los ciegos en el pabellón. El pabellón de la contaminación se describe como una cueva: está oscuro, los habitantes están confinados en sus camas y la presencia de tantos seres humanos en un mismo lugar lleva a cada uno de ellos a la desesperación mientras buscan un fundamento básico para mantener sus propias vidas. Sin embargo, una residente es capaz de usar su vista y acaba guiando a un pequeño grupo de supervivientes a través de la salida del pabellón. Esta estructura es exactamente igual a la alegoría de la caverna de Platón, en la que los habitantes se mantienen en la oscuridad, encadenados a una pared, con la mirada fija en las falsas formas que crean las sombras. De la misma manera, el grupo de ciegos de Saramago está fijado por su miedo inmediato a la supervivencia: están ciegos a la posibilidad de escapar.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad