• Jue. Oct 21st, 2021

Como comenzar hacer un ensayo

Como comenzar hacer un ensayo

Disertación

Ejemplo de introducción de un ensayo La invención del Braille supuso un importante punto de inflexión en la historia de la discapacidad. El sistema de escritura de puntos en relieve utilizado por los discapacitados visuales fue desarrollado por Louis Braille en la Francia del siglo XIX. En una sociedad que no valoraba a los discapacitados en general, la ceguera estaba especialmente estigmatizada, y la falta de acceso a la lectura y la escritura era una barrera importante para la participación social. La idea de la lectura táctil no era del todo nueva, pero los métodos existentes basados en sistemas para videntes eran difíciles de aprender y utilizar. Como primer sistema de escritura diseñado para las necesidades de los ciegos, el Braille fue una nueva herramienta de accesibilidad innovadora. No sólo aportó beneficios prácticos, sino que también contribuyó a cambiar el estatus cultural de la ceguera. Este ensayo comienza hablando de la situación de los ciegos en la Europa del siglo XIX. A continuación, describe la invención del braille y el proceso gradual de su aceptación dentro de la educación de los ciegos. Posteriormente, explora los amplios efectos de esta invención en la vida social y cultural de los ciegos.

Cómo empezar una disertación

La longitud de un ensayo académico varía en función del nivel y la materia de estudio, las directrices del departamento y los requisitos específicos del curso. En general, un ensayo es un escrito más corto que un trabajo de investigación o una tesis.
En la mayoría de los casos, su tarea incluirá directrices claras sobre el número de palabras o páginas que se espera que escriba. A menudo se trata de un rango más que de un número exacto (por ejemplo, 2500-3000 palabras, o 10-12 páginas). Si no estás seguro, consulta siempre a tu profesor.
En este artículo encontrarás algunas pautas generales sobre la extensión de los distintos tipos de ensayos. Pero ten en cuenta que la calidad es más importante que la cantidad: concéntrate en hacer un argumento o análisis sólido, no en alcanzar un número específico de palabras.
La introducción debe ser proporcional a la longitud del ensayo. En un ensayo de menos de 3.000 palabras, la introducción suele ser un solo párrafo. En ensayos más largos y complejos, es posible que tengas que exponer los antecedentes y presentar tu argumento en dos o tres párrafos.

Inicio de la introducción del ensayo

Este artículo ha sido redactado por Christopher Taylor, PhD. Christopher Taylor es profesor adjunto de inglés en el Austin Community College de Texas. Recibió su doctorado en Literatura Inglesa y Estudios Medievales de la Universidad de Texas en Austin en 2014.
La apertura de un ensayo es muy importante, ya que hay que captar la atención del lector. Además, tiene que establecer el resto del ensayo en términos de tono y contenido. No hay una forma «correcta» de comenzar un ensayo, pero las buenas aperturas comparten cualidades que puedes utilizar en tu propia escritura. Para comenzar tu ensayo, empieza por crear una hoja de ruta de lo que quieres decir, y luego adapta tu introducción para que se ajuste a tu ensayo. Para mejorar tu trabajo, utiliza las estrategias populares de redacción de ensayos.
Este artículo ha sido redactado por Christopher Taylor, PhD. Christopher Taylor es profesor adjunto de inglés en el Austin Community College de Texas. Recibió su doctorado en Literatura Inglesa y Estudios Medievales de la Universidad de Texas en Austin en 2014. Este artículo ha sido visto 802.653 veces.

Cómo empezar un ejemplo de ensayo

Vuelve a revisar tu hoja de tareas y cualquier comentario que te hayan dado para asegurarte de que has abordado cada punto de las instrucciones. En otras palabras, confirme que el ensayo cumple con todas las tareas que debe realizar.
A continuación, vuelve a tu declaración de tesis. ¿Tienen todos los párrafos del ensayo un propósito claro que haga avanzar tu argumento? Si hay secciones que son irrelevantes o cuya conexión con la tesis es incierta, considere la posibilidad de cortarlas o revisarlas para que sus puntos sean más claros.
Esto te permite ver el orden de las secciones y párrafos de tu trabajo de un vistazo, dándote una idea de todo tu trabajo de una sola vez. También puedes jugar con el orden de estas frases temáticas para probar organizaciones alternativas.
Si algunas frases temáticas parecen demasiado similares, considere si uno de los párrafos es redundante, o si es necesario aclarar su contribución específica. Si la conexión entre los párrafos no está clara, utilice frases de transición para reforzar la estructura.
Por último, utilice su intuición. Si un párrafo o sección te parece fuera de lugar, aunque no sepas por qué, probablemente lo esté. Piénsalo un rato e intenta obtener una segunda opinión. Resuelve los problemas de organización lo mejor que puedas antes de pasar a cuestiones de redacción más específicas.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad