• Mié. Ene 12th, 2022

Analisis literario de la dama de blanco

Analisis literario de la dama de blanco

La mujer de blanco crítica literaria

En la discusión sobre si La mujer de blanco o La piedra lunar (1968) es la primera gran novela de misterio de Wilkie Collins, se suele llegar a un compromiso. A La piedra lunar se le da el título de misterio, mientras que la anterior La mujer de blanco -que también presenta un misterio y un detective (aunque amateur)- es honrada como una de las primeras grandes novelas de sensación, o thrillers.
Esto tiene sentido, ya que se trata de una de las novelas con una trama más compleja que se pueda leer. Y es sensacional. Hay una aparición fantasmal de una mujer misteriosa, una sociedad secreta, una fortuna que hay que heredar, un nacimiento ilegítimo, una muerte en llamas, un matrimonio falso, cambio de identidades, agentes extranjeros, paranoia, sobornos, chantajes, conspiraciones… los giros y las revelaciones se suceden.
Pero lo que la salva son los personajes. No son simples figuras de palo que pasan por sus acciones como en muchos thrillers modernos. Son personajes bien elaborados cuyo destino realmente nos importa, nos gusten o no.
Esta puede ser su respuesta a los críticos que afirman que su obra es un mero melodrama, que apela excesivamente a las emociones a expensas de una caracterización seria. La personalidad de sus personajes proviene de cómo se comportan en la narración. Puede que no se dibujen con tanta rapidez como, por ejemplo, la mayoría de los personajes memorables de Charles Dickens, pero los mejores de ellos atraviesan el fuego revelando profundidades que pueden haber quedado ocultas al principio.

Elementos góticos en la mujer de blanco

y como señala en su preámbulo: «la historia que aquí se presenta será contada por más de una pluma, como la historia de un delito contra las leyes es contada en el tribunal por más de un testigo». En 2003, Robert McCrum, escribiendo para The Observer, incluyó La mujer de blanco en el número 23 de «las cien mejores novelas de todos los tiempos»,[3] y la novela fue incluida en el número 77 de la encuesta de la BBC The Big Read (La gran lectura)[4].
Walter Hartright, un joven profesor de arte, encuentra y da indicaciones a una misteriosa y angustiada mujer vestida completamente de blanco, perdida en Londres; más tarde, la policía le informa de que se ha escapado de un manicomio. Poco después, viaja a Limmeridge House, en Cumberland, tras haber sido contratado como profesor de dibujo por recomendación de su amigo Pesca, profesor de italiano. En la casa de Limmeridge viven el inválido Frederick Fairlie y los alumnos de Walter: Laura Fairlie, la sobrina del señor Fairlie, y Marian Halcombe, su devota hermanastra. Walter se da cuenta de que Laura tiene un asombroso parecido con la mujer de blanco, conocida en la casa por el nombre de Anne Catherick, una niña con discapacidad mental que antes vivía cerca de Limmeridge y era devota de la madre de Laura, quien la vistió de blanco por primera vez.

Qué hace que la mujer de blanco sea una novela policíaca

La novela está escrita en forma epistolar, con varios narradores en primera persona. Entre los narradores importantes están Walter Hartright y Marian Halcombe. Varios personajes periféricos también son narradores, como el señor Gilmore, Frederick Fairlie, la señora Catherick, el médico y el ama de llaves. Sin embargo, tres personajes importantes, como Laura Fairlie, Anne Catherick y Sir Percival no son narradores.
El tono y el ambiente de la novela son misteriosos, extraños, llenos de suspense e inquietantes. Toda la trama está cargada de tensión y los lectores nunca están seguros de lo que va a ocurrir a continuación, o de la nueva información que se va a recibir. Los personajes suelen tener la sensación de estar amenazados por algún tipo de peligro y nunca pueden estar del todo tranquilos.
La carta anónima de Anne Catherick presagia el infeliz matrimonio de Laura Fairlie. Marian Halcombe sueña con que Walter Halright sufre una peste y un naufragio, todo lo cual Walter acaba encontrando.
El Conde Fosco visita a Frederick Fairlie y lo engaña para que escriba una invitación para Laura Fairlie. De este modo, el conde Fosco es capaz de atraer a Laura Fairlie lejos de Blackwater Park y hacia su control. Cuando Fosco describe el éxito de su engaño sobre Frederick Fairlie, utiliza la famosa expresión «Vine, vi y conquisté a Fairlie». Es una alusión a la famosa expresión de Julio César «veni, vidi, vici». Esta expresión se utiliza para describir una victoria rápida y concluyente sobre los enemigos. Al tomar prestada una expresión del legendario César, Fosco pone de manifiesto la orgullosa fanfarronería de su personaje. Demuestra que un inválido aburrido como Frederick Fairlie no tiene ninguna posibilidad contra los calculados planes de un sofisticado criminal como Fosco. Esta alusión está en perfecta consonancia con la expresiva retórica y la exuberante personalidad de Fosco.

Marian halcombe

«La Dama de Blanco» cuenta una historia clásica de fantasmas de una manera tan cotidiana que el fantasma es casi creíble, y la historia es realmente más aterradora de lo que podría haber sido con un enfoque más espantoso. La película crea un pequeño pueblo corriente, lo puebla con gente corriente, nos da un brillante niño de primaria como héroe, y luego se sumerge en una historia de asesinato y venganza.Hemos sido así antes en innumerables otras películas, pero no a menudo con tanto estilo, atmósfera y naturaleza humana creíble. Frank LaLoggia, que escribió y dirigió «La dama de blanco», sabe que los fantasmas son más aterradores cuando aparecen en medio de la vida cotidiana. También sabe que las historias de terror funcionan mejor cuando se ajustan a las reglas de la moral y la realidad convencionales. La razón por la que películas como las de «Viernes 13» se hacen viejas y aburridas es porque permiten una anarquía pura en la que puede pasar cualquier cosa y, por lo tanto, no sirve de nada que tengamos esperanza, o que nos preocupemos, por los personajes.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad